Buenos resultados en los exámenes escolares

buenos resultados en los exámenes escolares Los buenos resultados obtenidos, este año, por los alumnos de VIIIº curso y los del último curso de instituto esperanzan a Rumanía.

En Rumanía, apreciada, antaño, por los resultados excelentes de su sistema de educación, los casi 33 años transcurridos desde la Revolución anticomunista han supuesto, más bien, un deterioro de la calidad del mismo, reflejado en resultados que están lejos de la gloria del pasado. Una amplia secuencia de intentos de reformar un sistema que, por ahora, no ha demonstrado debidamente poder llevar el paso de los tiempos cambiantes que corren, ha trastornado por igual a alumnos, docentes y padres. Y los frecuentes cambios realizados durante los intentos de muchos ministros que han dirigido, a lo largo del tiempo, el Ministerio de Educación han generado, durante años, el efecto contrario, una tasa de aprobación lejos de las aspiraciones y objetivos de las autoridades de Bucarest.

 

La educación cambia junto con las tecnologías, resulta más difícil que hace 20 años, por ejemplo, transmitir los conocimientos que recogen los libros, el mundo necesita cosas mucho más complejas, y éste es el punto más débil de Rumanía, afirman los especialistas en el campo. Los resultados obtenidos este año, sin embargo, distan de los de los años previos, y son esperanzadores: alrededor de tres cuartos de los alumnos que han completado los estudios de instituto y han hecho las pruebas del Bachillerato, en la temporada de verano, han aprobado. La tasa de aprobación de este examen ha subido un 5,5% en lo que respecta al conjunto de todas las promociones, siendo la más elevada de los diez últimos años, antes de solucionarse las alegaciones. 162 alumnos han sacado un 10 de promedio y la mayoría de ellos son de Bucarest.

Sorin Cîmpeanu, ministro de Educación: “El 78,3% de la promoción actual han aprobado, el 32,1% de promociones previas. Las tasas de aprobación más elevadas se han registrado en Cluj 85,1%, Iaşi 81,7%, Galaţi 81,6% y Brăila 81,3%. Bucarest ha registrado una tasa de aprobación del 77,4%, situándose por encima del promedio, pero no entre los primeros. Las provincias con la tasa de aprobación más baja han sido Ilfov, Giurgiu y Călăraşi. En el medio rural tenemos una tasa de aprobación del 69,2% y en el medio urbano del 82,7%.”

 

El ministro ha especificado, no obstante, que los resultados también se deben a la simplificación del temario, dado que las clases en Rumanía se han celebrado en un contexto marcado por la pandemia. Sorin Cîmpeanu ha añadido, igualmente, que espera que el año que viene la evaluación digital se amplíe a nivel nacional, después del éxito del proyecto piloto de Călăraşi (sur), y los resultados de un cuestionario señalan que tanto la enorme mayoría de los docentes que evaluaron a los alumnos,  como la enorme mayoría de los alumnos se mostraron favorables a la digitalización.

 

Los resultados de la Evaluación Nacional, tras la cual los alumnos estudiarán en institutos o escuelas profesionales, también han mejorado mucho este año. El ministro Sorin Cîmpeanu ha anunciado que “el número de los promedios que superan el 5 ha alcanzado un máximo absoluto, en lo que atañe a los 10 últimos años”. En términos exactos, el 82,3%, es decir más de 122.000 alumnos de octavo curso han aprobado el examen, y los porcentajes podrían aumentar después de las alegaciones. Por comparación, en 2021, el número de promedios que superaron el 5 fue del 76,8%.

 

Versión en español: Gabriela Ristea


www.rri.ro
Publicat: 2022-06-28 13:42:00
Vizualizari: 211
TiparesteTipareste