Fuerte tormenta en Bucarest.

fuerte tormenta en bucarest. El martes se produjeron fenómenos meteorológicos extremos en Bucarest.

El martes la capital de Rumanía estuvo bajo aviso por mal tiempo durante casi dos horas. Bucarest sufrió lluvias torrenciales de entre 40 y 50 litros/m², hubo frecuentes tormentas eléctricas, fuertes vientos y, en varias zonas, granizo de tamaño medio y pequeño. El agua inundó calles, viviendas, estaciones de metro y cruces de carreteras. El proveedor de servicios de agua y alcantarillado de Bucarest intervino con casi 50 máquinas y más de 100 empleados en los sitios donde se habían acumulado grandes cantidades de agua. Al mismo tiempo, el viento derribó decenas de árboles, que cayeron sobre la carretera y los coches. 

El tiempo extremo también provocó el bloqueo del tráfico ferroviario que se detuvo cerca de Bucarest debido a los árboles caídos en la línea de contacto mientras varios trenes esperaban para entrar en la estación de Bucarest Norte. También se interrumpió el tráfico aéreo. Tres vuelos que debían aterrizar en el aeropuerto de Otopeni el martes por la tarde fueron desviados a los aeropuertos de Craiova, Timisoara y Belgrado, en Serbia, debido a la tormenta. Al mismo tiempo, un vuelo de Tarom procedente de Bérgamo que debía aterrizar a las 17:00 horas se vio obligado a sobrevolar, a la espera de que mejoraran las condiciones meteorológicas para el aterrizaje. Fenómenos meteorológicos similares se registraron en varias localidades de los distritos de Ilfov y Giurgiu.

Los meteorólogos han activado recientemente alertas locales por tiempo severo inmediato, fuertes lluvias, tormentas de viento y granizo en varias zonas del país. Muchas localidades se han visto afectadas. Los cables eléctricos derribados por el viento crearon el peligro de incendios en los postes eléctricos, los árboles derribados bloquearon el tráfico por carretera, mientras que los hogares y los patios se inundaron por las fuertes lluvias. En todas estas situaciones fue necesaria la intervención de bomberos militares, trabajadores de carreteras y voluntarios. Los representantes de la Inspección de Situaciones de Emergencia recuerdan a la población que, en caso de recibir mensajes de RO-ALERT sobre mal tiempo, debe refugiarse en un lugar seguro, cerrar las puertas y ventanas de sus viviendas y, si se encuentra en espacios abiertos, alejarse de elementos que puedan causar lesiones, como postes, árboles, vallas publicitarias o elementos ornamentales de los edificios.

Desde principios de junio, los meteorólogos también han emitido numerosas advertencias inmediatas. En los meses de mayo y junio ha habido ya un número importante de avisos de este tipo. Según los especialistas el aumento de las temperaturas combinado con una mayor humedad da lugar a fenómenos meteorológicos severos propios de estas condiciones.

Versión en español: Victoria Sepciu

 

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2022-06-15 11:33:00
Vizualizari: 257
TiparesteTipareste