Cooperación parlamentaria entre Rumanía y la República de Moldavia

cooperación parlamentaria entre rumanía y la república de moldavia Rumanía y la República de Moldavia organizarán por primera vez, en el futuro próximo, una sesión común de sus Parlamentos.

Rumanía y la República de Moldavia (exsoviética, donde la mayoría de la población habla el rumano) tienen una conexión muy estrecha debido a la comunión de lengua, historia, cultura y tradiciones. Los dos países vecinos organizarán por primera vez una sesión común de sus Parlamentos en un futuro próximo, según ha anunciado el presidente del Legislativo de la República de Moldavia, Igor Grosu, después de una reunión, en Chisináu, con Marcel Ciolacu, presidente de la Cámara de Diputados de Rumanía. Igor Grosu ha precisado que se alegra de que la primera reunión común de los Parlamentos de los dos países tenga lugar en Chisináu, siendo una señal clara de apoyo al Gobierno actual. El alto cargo también ha declarado que las relaciones bilaterales son excelentes, y Rumanía representa el mejor socio económico y el amigo más cercano respecto al apoyo concedido a la adhesión de la República de Moldavia a la Unión Europea. A su vez, Marcel Ciolacu ha declarado que Bucarest siempre ha estado al lado de Chisináu y ha reafirmado el compromiso de Rumanía para apoyar la integración al bloque comunitario. “El lugar de la República de Moldavia está en la Unión Europea. No hay otra forma de desarrollo para la República de Moldavia que el ingreso en la Unión Europea”, ha afirmado Marcel Ciolacu.

 

Al principio del mes de marzo, la presidenta de este país, Maia Sandu, firmó la solicitud de adhesión, un trámite considerado histórico, dado que se ha hecho en un contexto regional difícil, generado por la invasión militar rusa en Ucrania, país vecino, y por la crisis de refugiados ucranianos que también han llegado al territorio de la República de Moldavia. Anteriormente, Georgia y Ucrania habían presentado solicitudes similares. “Parece que estamos tratando con una guerra de larga duración, que nos afectará a todos”, ha afirmado Marcel Ciolacu. Éste también ha dicho que es evidente que Bucarest y Chisináu tienen que ayudarse a superar estas crisis económicas, es necesario apoyar a los ciudadanos a superar este período cuanto antes y hace falta que ambos Gobiernos les ayuden. Al mismo tiempo, el presidente de la Cámara de Diputados de Rumanía opina que el Estado vecino no necesita apoyo militar:

 

“Creo que la República de Moldavia no necesita apoyo militar, en cambio es necesario garantizar la seguridad de las fronteras, algo beneficioso para toda Europa, y aquí creo que es una zona en la que Rumanía tiene que implicarse aún más junto con la República de Moldavia. Rumanía es realmente un escudo para la República de Moldavia y así debe ser.”

 

Marcel Ciolacu también se ha entrevistado con la jefa del Estado, Maia Sandu, quien ha agradecido el apoyo ofrecido por Rumanía, incluso el apoyo no reembolsable de 100.000.000 euros, acordado dentro de la reunión común de los Gobiernos de Chisináu y Bucarest del mes de febrero y los 10.000.000 euros anunciados en la conferencia de Berlín, organizada en abril. También después de la reunión con la primera ministra Natalia Gavriliţa, Marcel Ciolacu ha afirmado que Rumanía apoya firmemente la extensión del respaldo financiero que la Unión Europea ofrece a la República de Moldavia.

 

Versión en español: Monica Tarău


www.rri.ro
Publicat: 2022-06-07 10:47:00
Vizualizari: 215
TiparesteTipareste