RETROSPECTIVA SEMANAL

retrospectiva semanal Lo más destacado de la semana saliente.

Situación política en Rumanía

En Rumanía, el Partido Nacional Liberal (PNL) ha abandonado la idea de restablecer la alianza con la Unión Salvar Rumanía (USR) y se ha unido al Partido Social Demócrata (PSD), con el que ya gobernó entre 2013 y 2014. La Unión Democrática de los Húngaros de Rumanía (UDMR) también pasaría a formar parte del futuro Gobierno. El martes empezaron las primeras negociaciones oficiales para la formación de una mayoría, mientras que las discusiones posteriores se han centrado en el programa de Gobierno. Hay muchos capítulos en los que el PNL, el PSD y la UDMR han coincidido desde el principio, aunque también hay desacuerdos. En las negociaciones sobre asuntos económicos, por ejemplo, los socialdemócratas han propuesto subir el salario mínimo y la pensión mínima, así como las prestaciones para la crianza de hijos. Sin embargo, los liberales opinan que el aumento de estos beneficios debe poder encajar en los presupuestos. Tras la elaboración de un programa de Gobierno conjunto, las discusiones pasarían a centrarse en la configuración del nuevo Consejo de Ministros. Cabe recordar que, después de que la USR abandonara el Gobierno en septiembre, el Ejecutivo en minoría del PNL y la UDMR se disolvió tras una moción de censura presentada por el PSD y apoyada asimismo por la USR. Desde entonces, tras las consultas con los partidos políticos, el jefe de Estado, Klaus Iohannis, ha formalizado dos propuestas para primer ministro, de la USR y el PNL, las cuales no han recibido el voto de confianza en el Parlamento.

                                                             

Un sistema sanitario desbordado y una tasa de vacunación baja

Después de que haya disminuido el número de nuevos casos de COVID en Rumanía, también lo ha hecho el interés de los rumanos por vacunarse, pese al informe del Instituto Nacional de Salud Pública de esta semana, que muestra que casi el 70 % de los casos de infección y el 90 % de las muertes se han dado en personas no vacunadas. Las autoridades advierten que, si se mantiene este ritmo diario de vacunación hasta finales de año, Rumanía contará con 8,5 millones de personas vacunadas, es decir, la mitad de la población mayor de doce años con acceso a la vacuna, una tasa de vacunación insuficiente. En un intento por combatir esta cuarta ola de pandemia, las autoridades han ampliado el presupuesto del Ministerio de Sanidad en más de 330 millones de leus (más de 66 millones de euros). Los recursos provienen del fondo de reserva del Gobierno y se invertirán en medicamentos contra la COVID y programas nacionales de salud. Mientras el sistema sanitario se somete con dificultades a la ocupación excesiva de los hospitales y la gran cantidad de casos graves de COVID, Rumanía se enfrenta, esta semana, a un nuevo incendio en un centro sanitario, esta vez en un hospital de Ploiești (sureste del país) que trata a pacientes con COVID. Dos pacientes han muerto carbonizados y una enfermera ha sufrido quemaduras. No es el primer incidente de este tipo que se produce en Rumanía. El mes pasado, en un incendio que tuvo lugar en el Hospital de Enfermedades Infecciosas de Constanza (sureste del país), fallecieron siete pacientes. Previamente, en Piatra Neamț (noreste del país) habían muerto diez pacientes, y en el Instituto Matei Balș de la capital cuatro personas habían perdido la vida en incendios iniciados en plantas COVID.

 

Vuelta al cole, de nuevo

Cerca de dos millones, de los tres millones de alumnos de preescolar, primaria y secundaria de Rumanía, han vuelto a las clases este lunes, tras dos semanas de vacaciones forzadas debido a la pandemia de COVID 19. Se han abierto aquellas escuelas en las que al menos el 60 % de los empleados estén vacunados contra el virus. Según el coordinador de la campaña de vacunación, Valeriu Gheorghiță, los estudiantes necesitan clases presenciales y los adultos deben esforzarse para ofrecerles condiciones de seguridad en las aulas. A su vez, el ministro de Educación en funciones, Sorin Cîmpeanu, opina que las nuevas condiciones en las que se ha vuelto a las clases, aunque hayan sido polémicas, han sido eficaces y han incentivado que los profesores se vacunen. Además, con tal de recuperar los contenidos que debían cursarse durante el período de vacaciones impuestas, el Ministerio de Educación ha modificado la estructura del curso escolar y ha acortado las vacaciones de invierno para todos los alumnos a partir del quinto curso. 

 

Récord de inflación en Rumanía

La inflación en Rumanía sigue subiendo muy por encima de las previsiones y genera las mayores subidas de precios de los últimos años. El informe anual sobre la inflación publicado este jueves por el Banco Nacional de Rumanía (BNR) muestra que la tasa de inflación alcanzará el 7,5 % el próximo mes y se espera que se suavice hasta el 5,9 % a finales del año que viene. Según el BNR y los analistas políticos, los aumentos de los precios de la energía y los combustibles han contribuido a estas subidas, tendencia que continuará hasta mediados del próximo año. El portavoz del BNR, Dan Suciu, ha declarado para Radio Rumanía que el auge de la inflación y los aumentos significativos de los precios ya se han producido. Lo cuenta Dan Suciu:

«Gran parte de las subidas ya han tenido lugar. Los aumentos se han producido. Esto no quiere decir que a partir de ahora vayamos a tener precios a la baja. Probablemente se producirán aumentos de precios, pero serán marginales.»

En este contexto, el Banco Nacional ha decidido, este martes, aumentar tanto el tipo de interés de política monetaria como el tipo de interés al que el Banco Central puede prestar a los bancos, en un intento por mantener bajo control la galopante inflación.

 

Conversaciones entre Rumanía y Estados Unidos en Washington

El jefe de la diplomacia rumana, Bogdan Aurescu, de visita en Washington a principios de esta semana para afianzar la cooperación con Estados Unidos en materia de seguridad, ha puesto de relieve los viejos conflictos del mar Negro, aún sin resolver. Rumanía lleva más de dos décadas haciendo hincapié, en Washington, en la importancia de la seguridad en el mar Negro como parte de la seguridad transatlántica, en palabras de Bogdan Aurescu en el think tank Atlantic Council. Previamente, el ministro pidió al secretario de Estado Anthony Blinken que aumentara la presencia estadounidense en la región y en Rumanía. Los dos países han reafirmado su compromiso de fortalecer la Asociación Estratégica, desde la cooperación militar y en materia de seguridad hasta la cooperación política en los ámbitos económico, energético y el relativo a las relaciones humanas. Asimismo, Bogdan Aurescu ha reiterado el interés de Rumanía, como socio estratégico de los EE. UU., en lograr avances concretos para incluir al país en el programa de exención de visados, de modo que estos se podrían eliminar para los ciudadanos rumanos que viajen al país norteamericano. 

 

Versión en español: Víctor Peña Irles

 


www.rri.ro
Publicat: 2021-11-13 08:40:00
Vizualizari: 265
TiparesteTipareste