Retrospectiva semanal

retrospectiva semanal

La situación de la epidemia en Rumanía

El estado de alerta decretado en el contexto de la epidemia de coronavirus se ha prolongado en Rumanía por otros 30 días, a partir del próximo 11 de agosto. La decisión se produce en el contexto del aumento diario en el número de infecciones por el SARS-CoV-2, con nuevos casos reportados cada 24 horas que nuevamente alcanzan el umbral de 200 esta semana. El número de pacientes hospitalizados con coronavirus sigue aumentando en hospitales, incluidos los de cuidados intensivos. El primer ministro Florin Cîţu especificó que la prolongación del estado de alerta no trae nuevas restricciones en comparación con la decisión tomada a principios de julio. Por otro lado, el ministro de Educación, Sorin Câmpeanu, confía en que la escuela comenzará el 13 de septiembre con la presencia de alumnos en las aulas. También descartó la vacunación obligatoria para el personal educativo, pero los animó a hacerlo para que la tasa de vacunación pudiera aumentar hasta que se reanuden las clases presenciales. Poco más del 30% de los rumanos están vacunados, y el objetivo de 5 millones de personas inmunizadas, fijado para el 1 de junio, se ha alcanzado con dos meses de retraso. En las condiciones de la inminencia de una cuarta ola también en Rumanía, las autoridades continúan los llamamientos a favor de la inmunización. El presidente Klaus Iohannis ha dicho que no apoya la aplicación de restricciones a las personas no vacunadas: "No puedo aceptar medidas que conduzcan a la discriminación. No podemos vencer la pandemia mediante la discriminación, podemos vencer la pandemia mediante la vacunación”, ha destacado el jefe del Estado.

 

La postura de Rumanía en el caso del ataque con drones cometido en el estrecho de Ormuz, incidente en el que también murió un rumano

Representantes de Reino Unido, Rumanía y Liberia han informado al Consejo de Seguridad de la ONU que es "muy probable" que las fuerzas iraníes hayan utilizado uno o más drones para llevar a cabo el ataque del 29 de julio frente a las costas de Omán en un petrolero operado por una empresa propiedad de un multimillonario israelí. Tras el ataque, murieron dos miembros de la tripulación, un rumano y un británico. "Este ataque ha interrumpido y representa un riesgo para la seguridad del transporte internacional y ha sido una clara violación del derecho internacional, y este acto debe ser condenado por la comunidad internacional", decía la carta al Consejo. La UE y la OTAN han condenado firmemente el ataque con aviones no tripulados en el estrecho de Ormuz.

Washington ha prometido una "respuesta colectiva" junto con sus aliados contra Irán, que rechaza las acusaciones de participación en el ataque. En Londres, el primer ministro Boris Johnson ha dicho que "Irán debe soportar las consecuencias de lo que ha hecho". El Ministerio de Relaciones Exteriores rumano se ha puesto en contacto con altos funcionarios de Israel, Estados Unidos y Reino Unido, y tras concluir que Teherán está detrás del ataque, los cuatro países han anunciado que están preparando una respuesta conjunta. En conversación telefónica con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, el jefe de la diplomacia en Bucarest, Bogdan Aurescu, ha reiterado la firme condena del atentado contra un objetivo civil, así como el impacto de este incidente en la libertad de navegación en la región, de acuerdo con el derecho internacional. "El incidente marca un nuevo capítulo en las tensiones entre Israel e Irán, después de algunos sabotajes que recientemente han tenido como objetivo otros buques", señalan las agencias de noticias.

 

Rumanía aboga por el fortalecimiento de la seguridad del flanco oriental de la OTAN

El embajador de Rumanía en Estados Unidos, Andrei Muraru, ha destacado la importancia de fortalecer la seguridad del flanco este de la OTAN, durante una conversación telefónica con Jake Sullivan, asesor nacional del presidente estadounidense, junto con los embajadores en Washington del formato Bucarest 9. Muraru ha dicho que esperamos que el proceso de reevaluación de la posición global de los Estados Unidos conduzca a una presencia militar estadounidense constante en el flanco oriental, incluso en Rumanía. El formato Bucarest 9 es una iniciativa lanzada por el presidente Klaus Iohannis y el presidente Andrzej Duda de Polonia, con la participación de los Estados miembros de la OTAN en el flanco oriental de la Alianza: Bulgaria, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Hungría.

 

El 2 de agosto - Día de la Conmemoración del Holocausto del Pueblo Gitano

El 2 de agosto se celebró el Día Europeo de Recuerdo del Holocausto contra los romaníes. Cada año, en esta fecha, “rendimos homenaje a la memoria de medio millón de niños, mujeres y hombres romaníes que fueron asesinados en Europa durante el Holocausto. Fueron víctimas de un régimen brutal y deshumanizador que promovió el racismo, el antisemitismo, el odio y la intolerancia como políticas de Estado ”, se lee en un mensaje enviado en esta ocasión por el presidente Klaus Iohannis. “El recuerdo es una dimensión fundamental de la vida. En Rumanía, unos 25.000 romaníes fueron deportados a Transnistria y unos 11.000 perdieron la vida. Es nuestro deber hoy evocar su memoria y asegurarnos de que tales atrocidades no se repitan ”, agregó el jefe del Estado. En Rumanía se ha creado un proyecto piloto llevado a cabo por el Ministerio de Educación, junto con el Instituto Nacional para el Estudio del Holocausto en Rumanía "Elie Wiesel" y la Agencia Nacional para los Romaníes, que presentará a los estudiantes este episodio casi ignorado en la historia de los romaníes rumanos. Se desea establecer un Museo de Historia y Cultura Romaní, con fondos asignados del presupuesto Estatal y del presupuesto de la Agencia.

 

Programa piloto de nuevas tarjetas de identidad en Rumanía

Cluj-Napoca (centro-oeste) se convierte en la primera ciudad de Rumanía donde se emiten tarjetas de identidad electrónicas, dentro de un proyecto piloto. Las autoridades quieren extender el proyecto a todo el país en unos meses, dijo el ministro del Interior, Lucian Bode. Los nuevos documentos tienen el tamaño de una tarjeta bancaria, y además de los datos contenidos en una cédula de identidad habitual, también almacenan la imagen facial, así como dos huellas dactilares del titular. La cédula de identidad electrónica, que también es un documento de viaje, tiene la bandera de la Unión Europea, según el reglamento adoptado en todo el bloque comunitario, pero también el escudo de Rumanía. Otra novedad es la sustitución del encabezado "sexo" por "género", por una decisión del Gobierno que establece que solo hay dos opciones para esto: femenino o masculino. El documento se puede emitir a los niños desde el nacimiento.

Version española:Simona Sarbescu


www.rri.ro
Publicat: 2021-08-07 06:16:00
Vizualizari: 451
TiparesteTipareste