Domingo 20 de diciembre

domingo 20 de diciembre

-¡Muy buenas noches, queridos oyentes! y ¡Bienvenidos a esta especial reunión! Os envío un enorme abrazo a todos y espero, de todo corazón, que paséis una Nochebuena y una Navidad llenas de paz y felicidad, en compañía de vuestras familias y demás seres queridos.

Por aquí, amigos, pese a que tuvimos una semana gris, con niebla y cielo nublado las temperaturas máximas alcanzaron los 7 grados centígrados, más altas de las normales para esta época del año. El ambiente general de estos días ha sido muy diferente frente al de los años anteriores cuando había mucha gente por todas partes para hacer la compra de alimentos, árboles de Navidad, adornos típicos, o para encontrar los regalos idóneos para sus familias y amigos.

Como siempre, queridos amigos, estaré pendiente de vuestras cartas y correos electrónicos para saber qué tal habéis pasado este año las fiestas navideñas, en las circunstancias sanitarias actuales.

Mientras tanto varios amigos oyentes se han puesto en contacto con nosotros para hacernos llegar sus buenos deseos para estas fiestas y el Año Nuevo. Veamos quiénes son ellos:

Graciela Mastrogiacomo de Buenos Aires- Argentina reanuda el contacto con nosotros para saludarnos y enviar sus buenos deseos.

Por aquí, tratando de finalizar un año muy difícil en todos los ámbitos, escribe Graciela. Pero, a pesar de todas las complicaciones que se presentaron, prefiero quedarme con el aspecto positivo, el aprendizaje en todos los sentidos de la vida.

Te comento que aunque no escribo tan frecuentemente como quisiera, visito diariamente la página web de la emisora que me mantiene actualizada acerca de los acontecimientos de Rumania y los internacionales; y siempre recuerdo con afecto aquellos años maravillosos en  que nos comunicábamos a través de cartas enviadas y recibidas por correo postal. También el afecto y la buena predisposición para leer y responder mis mensajes.

No quería finalizar el año sin desearte ¡Muy Feliz Navidad! junto a tus seres queridos y un buen comienzo de 2021 pleno de salud, trabajo y proyectos que puedas concretar.

Un abrazo afectuoso, Graciela Mastrogiacomo, Buenos Aires- Argentina.

¡Muy Feliz Navidad y Buen comienzo de 2021!

-Muchísimas gracias, Graciela, por tus votos y por haber pensado en nosotros en estos días especiales. Me alegra mucho tener noticias tuyas y saber que estás bien. Espero, amiga, que disfrutes de tus bien merecidas vacaciones y de las fiestas navideñas y que 2021 te traiga salud, muchas alegrías y prosperidad. ¡Un fuerte abrazo y quedo a la espera de tus noticias!

 

 

Iván Alain Quispe Vargas de Oruro Bolivia nos envió este mensaje:

Un cordial saludo amigos de RRI, esperando que todo esté bien por allá en su hermoso país. Me dirijo a ustedes por realizar una excelente labor al difundir un contenido agradable y así conocer el día a día de su país. Les puedo comentar que sigo sus transmisiones diarias ya qué su programación es de mi agrado e interés.

Les deseo felices fiestas de Navidad y fin de año esperando que este año que viene sea mejor que éste que lo estaremos dejando.   

Les puedo comentar que as cosas por esta parte de mi país son algo normales, aunque siguen las restricciones de los viajes y aún siguen cerradas las fronteras para el envío de cartas. El cuidado de la salud ya corre por cuenta propia, este año que ya pronto termina será para muchos un año que no querrán recordar. Les envió algunos informes de escucha esperando que sea de utilidad.

-Muchas gracias, Iván, por tu cálido mensaje, por compartir cosas de tu país y por los informes de escucha. A mi turno te deseo que pases unas felices fiestas de Navidad y que tengas un 2021 feliz, con salud y prosperidad.

 

 

Es un gran placer estar enviando mis saludos a ustedes amigos, escribe Jorge Bustos Alarcón desde Tocornal-Talagante/Chile. Pero a pesar de la situación que vivimos igual quería para ustedes una hermosa y feliz Navidad, que tengan un 2021 próspero con salud y que el virus desaparezca. Amigos, por acá muy bien de salud, el pasado 8 de diciembre cumplí mis 70 años, son años de muchas experiencias buenas y malas, 80% mejor y 20% malo. La vida nos trata de distinta forma, pero siempre feliz con la escucha de la radio. Así que a todos vosotros mis respetuosos saludos.

-Para nosotros también es un placer tener noticias tuyas, amigo Jorge. Muchísimas gracias por tus buenos deseos y por seguir escuchando nuestros programas. Me alegra mucho que estés bien contento con el balance de tu aniversario. Recibe un afectuoso saludo y mis deseos de que pases unas bonitas fiestas navideñas y mucha salud, alegrías y prosperidad para el nuevo año. ¡Hasta la próxima!

 

 

Diego Echeverri de Tamesis-Antioquia-Colombia reanuda el contacto con nosotros para saludarnos cordialmente y compartir nuevas fotos de su entorno.

Quiero decirle que sigo disfrutando de la programación de Radio Rumanía Internacional a través de internet, escribe este amigo. Quiero compartirles de nuevo unas fotografías de Támesis, en el cual los petroglifos son las figuras más representativas, ya que Támesis es el mayor lugar del departamento de Antioquia con mayor número de petroglifos.

La mayor amenaza para Támesis y los municipios aledaños es la minería, actividad que rechazamos totalmente por los daños ambientales que ésta representa para nuestro municipio. Aprovecho esta vez de nuevo para felicitarlos por la programación, y también, quiero compartir con todos ustedes estas fotografías de Navidad, y desearles a todos los que conforman RRI, una feliz Navidad y un feliz año 2021 lleno de mucha alegría y prosperidad, para todos ustedes, también quiero pedirles un gran favor y es un salado a mi pueblo Támesis, una dedicatoria.

-Muchas gracias Diego por escribirnos de nuevo y por compartir cosas de tu bonita ciudad, así como preciosas fotos con flores y frutas típicas de la zona, dulces, adornos y grupos de niños llevando atuendos especiales. ¡Me ha encantado todo! Además, los petroglifos me resultaron muy interesantes. Estos diseños simbólicos grabados en rocas, realizados desgastando su capa superficial. Que yo sepa, muchos fueron hechos por los humanos en el período Neolítico y son el más cercano antecedente de los símbolos previos a la escritura. Me alegra mucho que sigas escuchando nuestros programas. A mi turno, amigo, te deseo que pases unas bonitas fiestas navideñas junto a tus seres queridos y que el próximo año 2021 cumpla con tus expectativas. Cumpliendo tu deseo, te invito, a ti y a todos nuestros amigos oyentes, a escuchar este bonito villancico, “Florile dalbe”, en la interpretación de Stefan Hrusca, que va dirigido a ti y a tu bonita ciudad, Támesis. (https://www.youtube.com/watch?v=ejR_LdUA1ik)

 

 

Miguel Ramón Bauset desde Alboraya, Valencia, España, comparte un momento de reencuentro, de reflexión y de balance, DENTRO DE UNA BOTELLA.

Dos amigos se encontraban tomando unas cervezas en una cafetería después de largo tiempo en que no habían podido encontrarse por razones diversas de la vida.

Por fin pudieron hacerlo y lo primero que se les ocurrió es recordar tiempos pasados de la adolescencia junto a la pandilla de amigos, desde la escuela hasta que comenzaron a separarse por razones de estudios, de trabajo, o de cambio de ciudad o residencia. Al principio muchas promesas de encuentros o de contacto, pero poco a poco se fueron enfriando por razones sobre todo de dejadez, de dejarlo de hoy para mañana, hasta pasar casi al olvido.

Cartas de las de siempre, llamadas telefónicas y más tarde correos electrónicos o wasaps … apenas nada. Alguna vez alguien daba señales de vida, pero eran solo eso, señales.

Al final, unos pocos lo intentan y tras mucha insistencia lo logran. Tenían muchas vivencias por recordar, una larga retafila, y a eso iban a dedicar la jornada. No había prisa alguna. Después del aperitivo vendría la comida y el café daría paso a una larga sobremesa, de esas que las tardes otoñales e invernales, dan pie.

Los dos treintañeros, evocaron sus estudios, la no asistencia a alguna clase, los mediocres platos del comedor al mediodía, las juergas del fin de, las excursiones a visitas culturales y fábricas- la cuestión era salir a algún lado y no dar alguna de las materias-, los primeros noviazgos con las chicas de las clases, los eternos deberes de cada día que te ocupaban las tardes enteras, las clases adicionales que te matriculaban los padres para que tuvieras cosas que hacer hasta la hora de cenar, los recreos en los que conversabas con los compis e intercambiabas algún bocadillo porque no te gustaba, alguna broma entre clase y clase mientras un profe salía y el otro venía, las veces que mirabas el reloj pensando en la hora de salida porque la clase se te hacía eterna y aburrida, las soñadas y esperadas vacaciones que pese a disfrutarlas de sol a sol terminaban en un santiamén, los trabajos en equipo donde trabajaban dos y miraban tres, el intercambio de libros y cuadernos día tras día que por mucho mirar el horario siempre olvidabas alguno en casa, los nervios que pasabas en clase cuando te preguntaban y no habías estudiado, o te habías dejado las tareas en casa un día y otro, el que a un compañero le pidieras los ejercicios porque ni los habías mirado o te habías pasado la tarde viendo la tele, la vergüenza que se pasa al ver como el profe te pregunta sobre lo que te han dejado y no sabes defender las respuestas porque no tienes ni idea, el dejar para la víspera estudiar para un examen y recordar aquella frase de que el buen estudiante el día anterior de una prueba se va al cine porque ya había estudiado suficiente los días anteriores, el echar una ojeada al examen de tu compi para cerciorarte de haberlo hecho bien aunque a veces caigas en la trampa de que tu compi haya contestado mal y tú también de rebote, las chuletas para copiar, los días lluviosos sin poder salir al recreo, los partiditos de fútbol sobre todo en las clases de gimnasia, los libros de vacaciones que eran obligados para los que suspendían y aconsejable para el resto…

Como en las buenas y alegres conversaciones, los temas se sucedían sin parar. Había para días y días, y lo bonito era ver como cada uno iba contando lo que recordaba de todo aquello.

Luego vendría el bachillerato, la universidad, el trabajo…

La comida fue muy normalita, vaya, un menú del día, porque lo importante era el encuentro y la conversación, y eso, precisamente eso, no faltó ni un solo segundo.

Aquel lugar, pequeño y acogedor no tenía demasiado público ese día. Era entre semana, y la gente no suele salir demasiado a comer, al menos por estos lares.

Tras la ración de un melón blanco que estaba súper azucarado y de primera categoría, llegó el turno del café y la sobremesa, otro momento importante antes de la despedida que tardaría bastante en llegar.

A uno de ellos se le ocurrió la idea de recordar un día que un grupo de amigos fueron a la playa a jugar un partido de fútbol en la arena. Después del baño y la comida, encontraron una botella y pensaron escribir un mensaje dentro, aprovechando una hoja de un pequeño bloc de apuntes y un bolígrafo que había en una mochila , y lanzarla al mar a ver si llegaba un día a alguien que leía el mensaje y así saber el tiempo que había estado viajando libremente. La idea les pareció muy curiosa pero a la vez imposible. Tantos kilómetros y kilómetros podía no salir nunca a la orilla lo más probable.

La conversación prosiguió con otros temas

Al rato, uno de los teléfonos móviles se iluminó con una llamada no identificada de un país no conocido que extrañado no cogió, pero ante la insistencia una y otra vez decidió lanzarle el hola!

Al otro lado del auricular a más de seis mil kilómetros un pescador que estaba pescando con la caña junto al mar, había encontrado aquel amanecer con la salida del sol una botella con un mensaje en su interior, y dado que tenía su número, le llamaba para comunicarle el colosal hallazgo.

Los dos amigos que gracias al manos libres habían oído la voz de quien les llamaba, se quedaron sin habla, y maravillados de que aquella botella que lanzaron un buen día de playa hace años, hubiera encontrado a su destinatario, y no se hubiera perdido en el fondo de los mares.

El pescador les agradeció el mensaje de su interior y que dijo ser muy apropiado para las fechas del hallazgo:

LE DESEAMOS A VD Y A TODA SU FAMILIA, ASI COMO A TODOS LOS HABITANTES DEL PLANETA UNA MUY FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO NUEVO ENTRANTE PLENO DE ESPERANZA, BUENOS PROYECTOS Y MUCHA SALUD EN SUS HOGARES.

¡FELIZ NAVIDAD AMIGOS OYENTES DE RADIO RUMANIA INTERNACIONAL!

-Muchas gracias, Miguel, por tus votos y por haber compartido este momento especial.

Antes de despedirnos, queridos amigos, os envío un enorme abrazo a todos y espero, de todo corazón, que paséis una Nochebuena y una Navidad llenas de paz y felicidad, en compañía de vuestras familias y demás seres queridos. ¡Feliz Navidad, amigos!

 

 

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2020-12-20 04:55:00
Vizualizari: 643
TiparesteTipareste