Aumento de la inflación, entre causas y efectos

aumento de la inflación, entre causas y efectos Rumanía tuvo la inflación anual más alta de la Unión Europea en febrero, con una tasa anual del 3,8%, según los datos publicados la semana pasada por la Oficina Europea de Estadística – Eurostat.

Rumanía tuvo la inflación anual más alta de la Unión Europea en febrero, con una tasa anual del 3,8%, según los datos publicados la semana pasada por la Oficina Europea de Estadística – Eurostat. El "podio" se completa con Lituania y Estonia, cada uno con 3.2%. Anteriormente, el Instituto Nacional de Estadística (INS) había anunciado que la tasa de inflación iba a aumentar a causa del incremento de los precios de los productos alimenticios en un 3,74% y de los artículos no alimenticios en un 6,27%.

Los anuncios sobre el aumento de la tasa de inflación, pero especialmente el pronóstico de inflación del Banco Nacional de Rumanía (BNR), han desencadenado reacciones del entorno político. Así, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Finanzas de la Cámara de Diputados, Marius Budăi, consideró la semana pasada que las declaraciones por las cuales el gobernador del BNR anticipaba el nivel al cual llegaría la inflación en el siguiente período había determinado un aumento de precios porque los agentes económicos están influenciados por tales declaraciones. Marius Budăi:

 

 "Desde mi punto de vista, como presidente de la Comisión de Presupuesto y Finanzas, cuando el gobernador del BNR sale y dice que tendremos una inflación del 4.3%, provoca un alza en los precios, porque todos, y hablamos con los empresarios, recibieron una señal de alarma y luego dijeron: «No esperamos a abril, mayo o junio, estamos aumentando los precios ahora mismo»".

 

En cambio, los liberales de la oposición argumentan que la culpa de elevar la tasa de inflación anual pertenece al Gobierno y a quienes han decidido la política fiscal.  El diputado del Partido Nacional Liberal (PNL), Dan Vâlceanu, miembro de la Comisión de Presupuesto y Finanzas:

 

 "Claro que es culpa exclusiva del Gobierno, porque no es el Banco Central  el que hace la política fiscal en Rumanía. No fue el Banco Central el que decidió aumentos salariales u otros incrementos el año pasado. La forma en que funciona el mercado, cómo se forman los precios no es decidida por el BNR. El BNR solo recopila estos datos y proporciona datos sobre la inflación al público".

 

Los cítricos y la fruta fresca han sido los productos alimenticios más caros en febrero de 2018 en comparación con enero, mientras que en la categoría no alimentaria, los aumentos de precios más importantes se registraron para el gas, lo que condujo a un aumento de las tarifas de electricidad y calefacción. Así se explica la subida del pasado mes de enero de la tasa de inflación hasta el 4,3% según Adrián Vasilescu, estratega del Banco Nacional de Rumania.

 

 "Combustibles, electricidad, calor, gas. Estas cuatro casillas, que el Estado ha movido de golpe, con aumentos muy por encima de la tasa de inflación, han determinado aquella subida de hasta un 4.3%. Está claro que el Estado nos hizo una mala jugada al mover esos precios cuando no debería haberlo hecho. Si lo hubiera hecho a tiempo y no hubiera dejado que llegara el otoño e incluso enero de 2018, no habríamos tenido este aumento hasta el 4.3 %. ¿El Banco Nacional habría podido hacer algo con todas las herramientas que tiene contra los precios administrados? ¡Absolutamente nada!"

 

Según un barómetro reciente del Instituto Rumano de Encuestas de Opinión (IRSOP por su sigla en rumano)  y la Escuela Nacional de Estudios Políticos y Administrativos presentado por la agencia rumana de prensa Agerpres, la actividad de la industria rumana estaba en seria contracción en enero por segundo mes consecutivo. Los gerentes encuestados creen que debido a la recuperación de la economía mundial, la demanda de materias primas ha aumentado, lo que lleva a un aumento en los precios del petróleo y los metales, lo que finalmente determina un aumento en los costos de producción. Por otro lado, las empresas han aumentado los precios de los productos vendidos, lo que ha contribuido al aumento de la inflación. Los gerentes encuestados esperan ahora un aumento en los pedidos y el volumen de producción, algunos con la esperanza de que el Gobierno aumente los pedidos de infraestructura.

Durante un seminario celebrado la semana pasada, el presidente del Consejo de la Competencia, Bogdan Chiriţoiu, dijo que el aumento del 4% en los precios de los alimentos, registrado en 2017, no es un gran aumento y que las estadísticas europeas muestran que el precio de los alimentos en Rumania representan un promedio de un 60% del precio de los alimentos en la Unión Europea. Bogdan Chiriţoiu ha destacado (citamos) "Antes de ingresar a la Unión Europea, la inflación en Rumania era de dos dígitos. Estábamos acostumbrados a aumentar los alimentos en un 10% cada año. Desde hace algunos años logramos ingresar entre países más sanos y tener una inflación muy baja. Es cierto que los precios han subido ahora, pero llevamos años sin subidas de precios de la comida e incluso hubo bajadas de los precios de algunos alimentos ". (fin de la cita).

A pesar de que el Banco Nacional de Rumanía (BNR) ha revisado al alza el pronóstico de inflación para el final de este año al 3.5%, y para el año 2019 estima una tasa de inflación del 3.1%, los funcionarios del Ministerio de Finanzas Públicas siguen optimistas y acaban de informar que los Consejos Locales utilizarán una tasa de inflación del 1.34% para ajustar los impuestos locales en 2019.

 

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2018-03-20 18:31:00
Vizualizari: 1594
TiparesteTipareste