Los fondos europeos son esenciales para Rumanía

los fondos europeos son esenciales para rumanía Los indicadores de desarrollo muestran que Rumanía sigue situándose muy por debajo de la media europea.

Entre los 28 Estados de la Unión Europea, Rumanía ocupa el penúltimo puesto en cuanto al Producto Interior Bruto per cápita, según la última clasificación dada a conocer por el Fondo Monetario Internacional. En el espacio comunitario solo en Bulgaria se dan cifras inferiores. En el año 2017, el Fondo Monetario Internacional atribuyó a Rumanía un PIB per cápita de 10.372 dólares, esto es 10 veces más bajo que el de Luxemburgo, el país mejor clasificado. En los indicadores sobre el nivel de vida, como por ejemplo el sueldo medio o el poder adquisitivo, nuestro país está detrás de los demás miembros de la Unión Europea.



No obstante, el crecimiento económico sostenido de Rumanía de los últimos años ha disminuido las diferencias con Europa.  Mugur Isărescu, gobernador del Banco Nacional de Rumanía:

 

“Nos acercamos al nivel medio de desarrollo de la Unión Europea, pero no todo el país, sino solo unas cuantas regiones. Desgraciadamente, la falta de una infraestructura decente que vincule las provincias históricas perpetúa estas diferencias. Es un problema tan grave que tiende a convertirse en una preocupación de seguridad nacional.”
 


La región más desarrollada de Rumanía es la capital del país, Bucarest, y sus alrededores. Progresos evidentes se registran también en Transilvania y Banato, zonas situadas al oeste del país, más cercanas del centro de Europa. Las zonas menos desarrolladas se encuentran en el este, en la región de Moldavia. Es esta la parte del país más afectada por la pobreza, con el nivel más bajo de infraestructura de sanidad o educación, y la menos industrializada. Por consiguiente son las regiones menos atractivas para las inversiones extranjeras. La capital y sus alrededores, conocida como la región Bucarest – Ilfov, atrajo en 2016 inversiones extranjeras por un valor total de 42.000 millones de euros, lo que significa casi un 60% del total de inversiones realizadas en el país, según datos publicados por el Banco Nacional de Rumanía. En el mismo período, la región nordeste recibió 25 veces menos inversiones directas por un valor total de tan solo mil millones de euros.

 

En estas condiciones, son esenciales las políticas europeas destinadas a reducir las diferencias entre países y regiones. La más importante es la llamada política de cohesión. Es una política que se refiere principalmente a la creación de estrategias de desarrollo a través de intervenciones en ámbitos como la infraestructura, el empleo, la educación, el ámbito de negocios y muchos otros. Todo se hace a través de un paquete de políticas aplicadas en el ámbito regional o incluso local, que se basa en inversiones públicas en estos sectores.  Sin embargo, para aplicar estas políticas hace falta atraer fondos.

 

Para el periodo 2014-2020, la Comisión Euopea ha destinado a Rumanía 22.000 millones de euros para inversiones. Hasta ahora el ratio de absorción es de tan solo un cinco por ciento, porque se ha conseguido absorber solo mil millones de euros. Mugur Isărescu, el gobernador del Banco Nacional de Rumanía explica qué efectos puede tener atraer más fondos.

 

"Un ratio de absorción de estos fondos del 95 % en el actual marco financiero plurianual determinaría, según el análisis del Fondo Monetario Internacional, un crecimiento del PIB en aproximadamente 1,7 puntos porcentuales hasta el año 2022. Esto es un PIB con un crecimiento potencial de alrededor un 5% al año. Es cierto que últimamente Rumanía ha tenido un crecimiento espectacular, pero también ha incrementado el déficit por cuenta corriente. Es más, la moneda nacional ha caído el primer mes del año a mínimos históricos frente a la moneda europea. Mugur Isărescu, el jefe del Banco Nacional de Rumanía, considera que los fondos europeos ayudarían a solucionar estos problemas. Desde la perspectiva macroeconómica, atraer fondos europeos representa una modalidad deseable de financiar el déficit por cuenta corriente, lo que mejoraría la estabilidad de toda la economía, la estabilidad del sistema financiero y bancario y la estabilidad de la cotización de cambio que veo que nos tiene muy preocupados hasta una centésima de un centavo.”

 

En la Rumanía del año 2018 la única solución para atraer fondos europeos es reforzar la capacidad administrativa. Aunque la Unión Europea hace esfuerzos para apoyar a las autoridades centrales y locales, Rumanía todavía hace progresos muy pequeños en la atracción de fondos europeos.


www.rri.ro
Publicat: 2018-02-06 18:52:00
Vizualizari: 1110
TiparesteTipareste