Curarse en salud

curarse en salud Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias.

La hepatitis es una inflamación del hígado. La afección puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado. Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias.

 

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen de ordinario por el contacto con humores corporales infectados. Son formas comunes de transmisión de estos últimos la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasores en que se usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre a la criatura en el parto o de un miembro de la familia al niño, y también el contacto sexual.

 

La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

 

De acuerdo con los nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 325 millones de personas padecen una infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) o de la hepatitis C (VHC).

 

El informe mundial de la OMS sobre las hepatitis 2017 revela que la gran mayoría de los afectados carecen de acceso a las pruebas de detección y los tratamientos que podrían salvarles la vida. Ello significa que millones de personas corren el riesgo de que la infección que sufren evolucione lentamente hacia la insuficiencia hepática crónica, el cáncer y la muerte.

 

Las hepatitis víricas causaron 1,34 millones de muertes en 2015, una cifra similar a la atribuible a la tuberculosis y la infección por el VIH. La diferencia estriba en que, mientras que la mortalidad por tuberculosis y la infección por el VIH se está reduciendo, la causada por las hepatitis va en aumento.

A pesar de que el número de defunciones por hepatitis va en aumento, el de nuevas infecciones por el VHB se está reduciendo, gracias al aumento de la cobertura de la vacunación infantil: el 84% de los niños nacidos en 2015 recibieron las tres dosis recomendadas de la vacuna.

 

El próximo 28 de julio es el Día Mundial de la Lucha contra la Hepatitis, un evento anual que se lleva a cabo en todo el mundo y se dirige a pacientes y personas que viven con la hepatitis.

 

ELIMINE LA HEPATITIS es el lema de la campaña y para ello es necesario conseguir una mayor concienciación, así como aumentar el diagnóstico y las intervenciones clave, tales como la vacunación universal, la seguridad de la sangre y las inyecciones, la reducción de los daños y el tratamiento, tal y como recoge el comunicado de prensa con motivo de este día de la Dirección General de Salud Pública de Bucarest

 

Además recuerda que en Rumania, la campaña con el lema "Elimine la hepatitis" está coordinada por el Ministerio de Sanidad a través del Instituto Nacional de Salud Pública.

 

Fuente: OMS y Dirección General de Salud Pública de Bucarest

 

Hasta aquí nuestro programa de hoy. Les recordamos que se pueden poner en contacto con nosotros a través del correo electrónico curarseensaludradio@gmail.com. Les invitamos a que visiten nuestra página de Facebook, Radio Rumanía Internacional. gracias y feliz semana.

 


www.rri.ro
Publicat: 2017-07-25 09:57:00
Vizualizari: 3690
TiparesteTipareste