Club de negocios

club de negocios El mercado inmobiliario de Rumania

La Ley de dación en pago, destinada a los ciudadanos que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca, ha empezado a tener efectos sobre el mercado inmobiliario. Según esta ley que entró en vigor a mediados del mes de mayo, se puede cancelar la deuda hipotecaria pendiente si se entrega el inmueble o la vivienda puesto en garantía. La única condición es que el valor de la  vivienda puesta en garantía no supere los 250000 mil euros en el momento de la contratación del crédito.

 

En el mercado imobiliario ha subido el precio del alquiler en un 1,5% según informa el peródico Ziarul Financiar y los propietarios anticipan que los que desean comprar una vivienda obtendrán un crédito con más dificultad por la decisión de los bancos de subir el pago inicial después de la entrada en vigor de la Ley de dación en pago.  ”Las solicitudes de compra han bajado en un 10%-15% y ahora se espera la subida del alquiler“ ha dicho  Marian Teleleu, agente inmobiliario de Re/Max, para el Ziarul Financiar. ”Los que tienen la posibilidad de comprar una vivienda presionan al vendedor para que baje el precio de venta porque saben que ellos tienen la ventaja. Se nota una reposición de los precios, una estabilización“, ha dicho Marian Teleleu. El presidente de la Asociación de los Agentes Inmobiliarios Dragos Valceanu, nos ha hablado sobre la situación de los promotores inmobiliarios:

 

 Desde hace algunos años se han reanundado las financiaciones en este sector,  los bancos están financiando proyectos importantes.  Un cambio importante frente al año pasado se ha producido en el mercado de los terrenos, sobre todo de los terrenos residenciales y hablamos aquí tanto de terrenos pequeños, de 500 metros cuadrados, como de parcelas grandes de más de 5000 metros cuadrados para los grandes proyectos. Aquí sí que se ha producido un cambio. El año pasado la gente solo planeaba comprar un terreno, ahora  han salido al mercado y quieren comprar ya. Compran terrenos en este período para conseguir las licencias de contrucción hasta el próximo otoño. Esto se refleja en el precio de los terrenos que han subido y el margen de negociación es muy estrecho. Por lo demás, las cosas no han cambiado a raíz de la Ley de dación en pago. De hecho los terrenos no se pueden comprar con pagos a plazos, y los depósitos y los edificios de oficinas tampoco se han visto afectados por esta Ley.”

 

            ¿Qué precios hay ahora en el mercado inmobiliario?. Dragos:

 

”Depende mucho de la zona y de las dotaciones, del nivel de confort que ofrece la vivienda. Por ejemplo, en una zona muy concurrida de Bucarest, la zona Dristor, donde hay muchos medios de transporte, dos líneas de metro y bloques de viviendas construidos después del año 1980 un piso de una habitación y un salón se mantiene en 50.000 euros. Por otra parte, en las zonas periféricas sin acceso a medios de transporte pero en edificios nuevos recién construidos el precio puede bajar incluso hastalos 40000 o 45000 euros, o un estudio se puede comprar por 20000 euros. Hablamos de bloques de viviendas nuevos, construidos este año.” 

Dragoş Vâlceanu ha presentado también la situación fuera de la capital:

“En el resto del país, hay una inercia. Y todos los cambios que hay en Bucarest se sienten allí después de un tiempo. Es decir que las cosas están un poco más sentadas fuera de la capital. Allí la demanda y la oferta se mantienen en un nivel relativamente equilibrado y los precios por supuesto que son más bajos que en Bucarest, pero también hay menores cambios de un año para otro.”

            Cabe destacar también que el número de transacciones inmobiliarias aumentó el año pasado en más de 65.000 frente a 2014. Se registraron más de 890.000 contratos de compraventa a nivel nacional, según los datos de la Agencia Nacional de Catastro y Publicidad Inmobiliaria. El mayor número de transacciones se registró en Bucarest (más de 83.000), en el distrito de Ilfov (57.000) y el distrito de Timiş (44.000). Los distritos en los que se registró el menor número de inmuebles vendidos el año pasado son: Covasna (7.700), Bistriţa-Năsăud (7.900) y Gorj (9.100). El número de hipotecas registradas a nivel nacional en el registro de la propiedad alcanzó 185.000, frente a las 151.000 en 2014. En 2015 se registraron aproximadamente 6,4 millones de operaciones de catastro y publicidad inmobiliaria a nivel nacional, unos 600.000 más que en 2014.

            El mercado inmobiliario local continuará su evolución positiva de los últimos años. Se estiman crecimientos para algunos segmentos clave como los mercados de inversiones, oficinas e industrial, según el informe del mercado de una compañía de asesoría inmobiliaria. “Frente a los demás países de Europa central y del este, Rumanía tiene una demanda interna saludable y hay señales concretas que han mostrado que la actividad del país está en crecimiento. Los inversores internacionales y los promotores inmobiliarios están intentando acaparar cada vez más el potencial del mercado, en un plazo lo más breve posible. Creces, te adaptas o desapareces, ésta es la tendencia actual del mercado inmobiliario. Hay numerosos proyectos anunciados en todos los sectores y el ganador de la lucha será aquel que cumpla lo antes posible con las tendencias y las demandas del mercado”, ha declarado Ilinca Păun, directora de Colliers International Rumanía.

 

 


www.rri.ro
Publicat: 2016-06-28 18:27:00
Vizualizari: 438
TiparesteTipareste